lunes, 9 de febrero de 2009

¿HEGEMONÍA PLANETARIA? ( SÍ O NO)

Inma

Hola a todos-as :

A estas alturas de la noche, son las 23:39 se acabó el plazo y sólo 9 alumnos han colaborado...... !Está claro que el resto tiene un 0 y mi más absoluto desprecio !
Bueno, ésto del desprecio es broma, !pero lo del 0 no! .

Además , como profesora de Lengua me resultan abominables algunas faltas de ortografía y de coherencia sintáctica - ¿eso qué es?- que he visto en vuestros comentarios. Parece que lo habéis redactado un poco deprisilla, ¿ no?.

Y para colmo, lo que yo pretendía con este artículo (su comprensión y posterior debate) no se ha conseguido, porque creo que no lo habéis entendido muy bien.

Todos los comentarios coinciden en afirmar la hegemonía planetaria americana (¡bien!) , pero eso ya se sabe .No se trata de éso precisamente queridos alumnos. Creo que nadie se ha preguntado por qué el título va con interrogaciones. Me temo que no se ha captado la esencia del artículo . Ya sé que es muy extenso, pero su enfoque es muy interesante.

Pero ...¿alguien se ha leído el artículo más de una vez?

(Algunos no lo han hecho ni una sola: los del 0 , claro).

NO AFIRMA LA HEGEMONÍA PLANETARIA, SINO QUE LA PONE YA EN DUDA : resumiendo, que a los americanos se les acabó el chollo . La cultura americana sigue, claro que sí, pero con la globalización, el fenómeno de la inmigración, los avances de los medios de comunicación modernos y su espectacular protagonismos actual, ya no se sabe quién es quién y de dónde viene la idea . Eso ya no importa.

Si ahora vemos telebasura (por ejemplo, el programa de Gran Hermano o alguno del estilo: reality shows, etc), o podemos bajarnos música sin pagar en cualquier momento, ya no dependemos en absoluto de los americanos. Hemos incorporado tantos aspectos de esa cultura a nuestras vidas que ya forman parte de ella. Pero ahora no es América, somos nosotros.

Bueno, ya comentaremos en clase el artículo - en vista del poco éxito de la propuesta.

A mí por lo pronto me entran ganas de pegarme un tiro, si pienso en mi dignidad de profe. Aunque pensándolo bien, me voy a dormir.


Hasta otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada